viernes, 17 de febrero de 2012

Fin de semana en París

Este fin de semana se ha celebrado en París la feria de la fete de la aguille, en realidad se llama l'aiguille en fete pero que más da total es francés. Mamen y Bea han ido en avión , Rocío y yo en tren, salimos el jueves con cierto temor ya que siempre ocurre algo cuando yo voy en ese tren.
El primer año por una huelga que había en Francia me tuve que ir en un autobús que puso Renfe y que solo cogimos 7 tarados como yo, resultado llegué a París a las 3 de la tarde.
El segundo no pasó nada, con lo cual parecía que todo quedaba en una anécdota.
El tercero todo bien hasta que el tren se paró y ahí se quedó durante 5 horas con lo cual llegue a las 2 de la tarde
El cuarto a las 5 de la mañana nos levantaron para cambiarnos de tren, ni me enteré de lo que había pasado, por lo menos llegamos en hora, a las 9 de la mañana.
Este año todo rodado, en hora  , no sabíamos que la anécdota de este año no era el tren, más tarde os enterareis.
EL HOTEL
No tengo palabras, me tocó reservar a mi y una de las zonas que mas me gusta de París es Montmartre, pues allí que busqué, hotel de cuatro estrellas a un precio estupendo con desayuno incluido. Cuando entramos en la habitación no podía despegar los ojos de la ventana con unas cortinas indescriptibles, por no hablar del frío que hacía, los radiadores estaban a una temperatura determinada ya que descubrimos que si los subíamos sonaban muchisimo, como dijo Bea parecía que estábamos hundiéndonos en el Titanic, había un calefactor eléctrico que encendimos, pero el frío no se nos quitaba,  creo que se nos metió en los huesos y hasta ayer martes no conseguí quitarmelo, en mi linea de tarada ya pensé que tenia algo de tiroides.....................
Al final me acabé acostumbrando al sitio e incluso llegó a parecerme acogedor seguramente ayudaron mucho las risas que pasamos y los Show and tell, como dice Rocío, que hicimos, eso si las vistas inmejorables, estas eran , desde nuestra ventana o desde la terraza del piso de arriba, por la mañana o por la noche
 Aspecto de nuestra habitación mientras hacíamos los shows and tell (contarnos y enseñarnos las compras que hemos hecho)
LA FERIA
Nada que resaltar, como cualquier otro año, ninguna novedad, lo mismo de siempre, bordados, fieltros y linos, os diré que yo, profesora de patchwork , visitadora de esta feria para inspirarme y comprar cosas nuevas, me compré un abrigo de lino, unas gafas con luz y no se cuantos ovillos, o pelotas como dicen ellos, de lana.

El sábado por la mañana lo dedicamos a visitar las calles de alrededor del mercado de Sant Pierre llenas de mercerías , tiendas de telas y  botones, en realidad después de 4 horas solo habíamos visto tres, gracias a Dios ya que si seguimos me tendría que haber ido a Pigalle, muy cerca de allí,  a ejercer para poder pagar todo.

Un trozo de rafia, todavía estudiando lo que saldrá, una tira creo que para la rafia y unos linos
Por la tarde feria, Bea y Mamen no habían ido estuvimos poco , pero lo suficiente para comprar alguna pelota más de lana y algún botón,¡¡¡¡ Jesús menos mal que ya no me tocaba volver más!!!!!

El domingo, Bea y Mamen feria, compraron cosas chulas para la tienda, nuevos bordados de esos que nos gustan tanto, botones de madera con florecitas, muy muy monos,  una nueva revista, que trae un poco de todo, fantástica y que desgraciadamente ya se ha agotado, pero no problem, pediremos más.......................Para las que os habéis apuntado a la colcha sorpresa también compramos un cordón de lino para las que queráis hacer el pelo como el mio.
Estos son los botones que ya podéis encontrar en la tienda
Rocío y yo paseo paseo paseo paseo....................................durante toda la mañana, caminar por París es estupendo, llegamos a uno de los barrios que más me gusta y que jamás dejo de visitar cuando estoy en la ciudad de la luz o Siberia, Le Marais donde  se une lo bohemio, lo vanguardista, lo cosmopolita y lo diverso. Puedes encontrar de todo, tiendas elitistas, de segunda mano, muchas de cosa inútiles, las que más me gustan, en fin un poco de todo, como aquí, Almirante, Chueca ,Fuencarral etc.  Compré para mis hijos y marido unas fundas muy divertidas para el iPhone, al último también le compré un gorro, de última moda en París, para que esté calentito cuando bajamos a los perros por la noche.





 Tras largos paseos quedamos con Mamen y Bea a comer  fue la mejor comida de todas, una vez terminamos nos fuimos al hotel a recoger el poco equipaje que llevábamos, yo parecía que había comprado toda Francia, ante tal inmensidad decidimos ir en taxi a la estación, pero luego, ya que teníamos mucho tiempo optamos por el metro, craso error. Llegamos a la primera estación a duras penas, llena de gente, llega el metro y tres chinas a empujones nos meten en el vagón, cuando toca el pito una de ella salta del tren, miro a Rocío y le digo, esas han robado a alguien, os imaginais a quien fue? efectivamente a mi, creo que con esta ya van 10,  después de el último robo me enfadé tanto en la comisaría que decidí no hacerme el DNI y he estado 2 años sin él, pero como no sabía si con el de conducir le iba a servir a Renfe, ya que no me supieron contestar cuando llamé, pues lo había sacado  el sábado anterior. Bueno que me disperso, en la cartera iba toda mi documentación las tarjetas de crédito y 70 euros. Con muy buen criterio Rocío pensó que lo mejor era volver sobre nuestros pasos y mirar si la habían tirado en algún sitio, pues nada, como íbamos ligeritas de equipaje , volvimos para atrás, a primera vista  nada, Rocío bajo al otro anden y desde allí la vió, subió corriendo y me lo dijo, yo pensé que lo mejor era avisar a alguien de seguridad que la cogiese 2º error, fui a la taquillera, ella llamó a alguien, que equivocadamente pensé era de seguridad, pues tururú......... simplemente era una inepta  imbécil que lo único que hizo fue decirme que no me entendía, ante tal inoperancia Rocío, heroicamente, me dejó con las maletas, estas al otro lado de la reja ya que yo había salido y no me dejaban volver a entrar, recuperó la cartera con todo dentro y salimos corriendo para coger un taxi , que no había, finalmente lo encontramos y llegamos a tiempo.
Nada más robarme llamé a mi marido para que anulara las tarjetas conociendo su rapidez en hacer las cosas, desde el taxi le llamé otra vez para que no se molestara ya que estaba segura que todavía no lo había hecho, y efectivamente así fue, pero esta vez me vino de perlas
Como veis París no seria París sin algún incidente.................................................
Para terminar os enseño mi kit parisino de este año, ya que no entiendo muy bien porque cada vez que voy tengo que hacerme 200 cosas nuevas
Bolsa de costura
Bolsita Teresa Sako para accesorios costura
Bolsita para cables ya que como era poco lo que llevaba el ordenador también me acompañó
Bolsa muy completa para la ropa interior, como veis sin terminar, me falta el bordado de arriba, cada bolsillo es para una cosa, la llevas doblada y en el hotel la cuelgas en una percha de los lazos sin necesidad de sacar nada de ella.
Funda para tablet
Y como no una bolsa a la que le pones unas ruedas, si es necesario, para cargar en la feria
 

4 comentarios:

Débora dijo...

Puffff, menuda aventura el viaje a París. También es mala suerte todo lo que te ha pasado.

Tus compras todas preciosísimas, pero tienes razón, es todo carísimo. Yo estuve el año pasado y me dejé lo que no tenía. Y este año, viendo las fotos, me he dado cuenta de que no he usado todavía nada de lo que compré... Si es que no tenemos solución.

Nos vemos en un par de semanas en el curso de Veronique.

Besos

Luisa dijo...

Hola,
que aventura, me gusta mucho tu bolso, mas bolsos y al final las ruedas, estoy maravillada de las cosas tan lindas que haces y todas practicas. Las telas preciosas.

A mi también me veras en el curso de Veronique
un besote

Mercedes dijo...

Arancha, te has pasado tres pueblos...Este relato da para tres entregas; es intensísimo. Madre mia que de cosas.....Las compras, los bolso, el viaje, el hotel, y, de remate, el robo en el metro....Alucinante todo. No asimilo. Precioso todo; eres una artista y encima, una buenísima contadora de historias. Lo del robo, mejor lo comentamos aparte; lo que no te pase a ti, no le pasa a nadie...

Dinamita dijo...

Madre mía, que aventuras parisinas!
Me encantan todas las cosas que has hecho, bolsos, bolsas, fundas! Que bonito todo y los botones son preciosos!!
Un abrazo
Anita dinamita